Sangre Negra: Aldo Knodell debe Morir

"La Delegación" es un grupo de jóvenes formado por Abrahm; su función es combatir seres sobrenaturales.
Franco, Hernán, Milagros y Daniel enfrentarán a Aldo Knodell, un demonio peligroso que está llegando al pueblo originario de Abraham para completar un raid de muertes a fin de conseguir el poder absoluto.
Juan, un comisario que viene persiguiendo a Aldo en su derrotero de muerte y destrucción se interpondrá en la misión, interrumpiendo el ritual de exorcismo y poniendo en peligro a "La Delegación" y a todo el pueblo.
Grabado durante el 2010 íntegramente en Carlos Keen (provincia de Buenos Aires), "Sangre Negra: Aldo Knodell debe morir" es la segunda colaboración entre Ariana Bouzón y Elian Aguilar luego del documental sobre el cine de género en Argentina "Rojo Sangre: 10 años a puro género".
La película aborda un género no tan visitado en la filmografía argentina: el terror sobrenatural, mezclando elementos del western y algo de comedia.
Grabada en HD en coproducción con "Tangram Producciones", con un abordaje que escapa de lo bizarro, anclando en las buenas actuaciones y con un guión sólido e imaginativo, "Sangre Negra: Aldo Knodell debe morir" se erige como una producción independiente de género con material for export.

Protagonistas: Tulio Gomez Alzaga; Adrian Garavano; Sebastian Bauza; Andres Martin Tamborini; German Moldovan; Maria Duplaa; Cristian Jesus Ponce; Diego Eijo
Director: Elian Aguilar
Guionista: Cristian Ponce
Productora: Ariana Bouzón

Reseñas y Críticas

"El director Elian Aguilar venía de hacer el documental Rojo Sangre: 10 años a Puro Género, sobre el décimo aniversario del festival Buenas Aires Rojo Sangre (caldo de cultivo de una nueva generación de cineastas dispuestos a apostar por el fantástico). Aquí debuta en el largometraje de ficción y demuestra que conoce el género —o los géneros que combina—, y sabe sacarle provecho al bajo presupuesto y a las locaciones de Carlos Keen. Además, le escapa al espíritu trash, muy común en estas películas, y apuesta a un estilo más clásico." (Matias Orta)

"Así que si lo que buscan son grandes actores, una historia policial pero con toques (grandes toques) sobrenaturales, una historia atrapante y una calidad de imagen solo comparable a las producciones del país del norte, esperen que ya falta poco para el estreno de SANGRE NEGRA: ALDO KNODELL DEBE MORIR." (Leandro Adrián Balbuena)

"Como suele suceder con estos trabajos, hablamos de un film hecho a pulmón, con más ganas y pasión que presupuesto, por lo cual sería inútil exigirle lo mismo que a un producto mainstrean, y tampoco es que busca serlo, hay una suerte de autoconciencia de situación.Aún así, lo positivo de estos films es el desprejuicio y la gracia natural con la que se presentan, algo muy difícil de hallar en películas más “elevadas”. "Sangre Negra" es capaz de mezclar un western, con demonios al estilo de la serie Supernatural, posesiones, exorcismos, alguna dosis de acción, y mucho de comicidad natural, y del combo sale airoso y gozoso." (Fernando Sandro)

"Elián Aguilar, el director del documental Rojo Sangre: 10 años a Puro Género sobre el décimo aniversario del festival Buenos Aires Rojo Sangre, debuta en la ficción con una historia que combina elementos de varios géneros. Habrá momentos de horror con toques de humor pero siempre bajo el espíritu del western clásico.
Pensada como la primera parte de una trilogía, Sangre Negra: Aldo Knodell debe morir de Elián Aguilar es otro exponente de un grupo de cineastas que apuestan al cine fantástico y que, a fuerza de buenas historias y efectos visuales, logran sortear ese gran obstáculo que es el de contar con presupuestos acotados." (Juan Pablo Pugliese)